El Símbolo Perdido – Ultima película de Dan Brown

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, promedio: 5.00 sobre 5)
Loading ... Loading ...

La novela de Brown continúa la fórmula tradicional eficaz de éxito: búsqueda de algo de gran valor y el juego clásico del héroe-antiheroe. Un misterio por descifrar, persecución y desenlace. Esta vez Robert Langdon -Tom Hanks- se encuentra con una trama llevada adelante con misterios másónicos en la capital de los USA de América.
La masonería custodia un secreto relativo a la supuesta original potencialidad de la mente humana. Peter Salomon dispone de un objeto que esconde la clave. Su hermana Katherine, científica, y su amigo Robert Langdon, especialista en símbolos y mitos, tratan que el secreto no caiga en manos de un lunático que además lo persigue. La CIA es el tercero en discordia, y no está claro si ayuda o conspira. Todo ocurre en Washington en el transcurso de quince horas.

El Símbolo Perdido Trailer


La acción despega en la página uno y ya no se detiene, bien llevada, hasta el final. El foco de verosimilitud es grande y demuestra trabajo: lugares, fechas, citas, textos, medidas y distancias, etc. El fondo ideológico está bien dosificado y no entorpece la trama ni la evolución de los personajes. Brown domina todos los recursos de este tipo de literatura: un talismán lleva a un código al que continúa un cuadro, a éste un número, después una escalera misteriosa, más tarde un texto (naturalmente en latín) al que sucede un símbolo seguido de una palabra mágica enterrada en un lugar secreto, etc.
La masonería, custodia la llave de los “antiguos misterios” que permitirán la apoteosis del hombre, su conversión en auténticos dioses. Sostiene que todas las “tradiciones” avalan esta afirmación, y en “tradiciones” contiene todas las religiones, la New Age, la Cábala, la numerología, la alquimia, el Zodiaco; no se deja nada: Santo Grial, piedra filosofal, alfabetos rúnicos, demonología, esoterismo, misticismo, astrología y hasta Excálibur y el rey Arturo. Para Brown todo está bien y está al mismo nivel.
La novela tiene elementos ingeniosos y demuestra imaginación y foco: la tecnología de persecución de la CIA, las técnicas de lectura de mensajes ocultos, el modo de “pesar” el alma, la cámara de respiración líquida, los rituales, un “terrible” verdaderamente conseguido, etc.

You can leave a response, or trackback from your own site.